jump to navigation

Los trucos del cine de terror agosto 30, 2007

Posted by jormaflo in arte, cine, Espectaculos, internacional, no puedo creer, noticias, tecnologia.
trackback

Aunque el cine de terror tiene más de un siglo de existencia y muchos fanáticos alrededor del mundo, es hoy por hoy uno de los géneros más cambiantes y hasta cierto punto, abucheados por “los que dicen saber del buen cine”. Pero defendiendo un poco a esos miles de individuos que trabajan detrás de cámaras para que “demos el salto o pellizquemos al de junto del puritito susto”, hicimos un recuento de los trucos, curiosidades y hasta chiripazos que han provocado que millones de personas recordemos, para bien o para mal, sus terroríficas imágenes.

Qué tal si iniciamos con un clásico: “El Exorcista”. Y es que quién no recuerda la escena en la que Linda Blair en el papel de Regan gira la cabeza 360 grados completamente poseída por el demonio. Pues este escalofriante movimiento se logró gracias a un maniquí y para simular el crujido de sus huesos, el encargado de efectos de sonido retorció lentamente una billetera de cuero vieja frente a un micrófono.

Otro de los momentos imborrables de la cinta es cuando el padre Karras inicia el exorcismo y Regan lo mira con odio mientras que expulsa una viscosa sustancia verde por la boca. Bueno, pues para tranquilidad de muchos, eso que parecía lo más asqueroso del mundo, no era más que sopa de verduras de la marca Anderson.

Y sorprendiendo a los creadores de cintas de acción y a los especialistas en costosos y complicados efectos especiales, William Friedkin consiguió que su personaje principal bajara las escaleras como si fuera una araña con sólo un arnés. Sí, el director solicitó a la producción una contorsionista, le puso una peluca rubia y la colgó del techo con unos cables.

En el caso de “La noche de los muertos vivientes” de George A. Romero, fue todo un reto tanto para el director como para el equipo de rodaje. Uno de los primeros problemas a resolver fue la caracterización de los zombies. Pero al cabo de unos intentos, el equipo de maquillaje descubrió que la mejor forma de crear “la cara de un muerto viviente” era utilizando la cera dermatológica con la que le restauran las facciones a los cadáveres. Para las escenas sangrientas, Romero prefirió usar jarabe de chocolate en lugar de sangre artificial. Que dicho sea de paso… este mismo truquito lo utilizó Alfred Hitchcock en la inolvidable “Psicosis”.

Otra cinta que le ha espantado al sueño a más de uno es “Pesadilla en la calle del infierno”, y es que sólo basta con recordar ese espantoso chillido para sentir la amenaza de Freddy. Bueno, pues a propósito del sonido de los arañazos de este personaje, déjenme contarles que se hizo rayando la pata metálica de una silla con un cuchillo de cocina.

Ahora ¿se acuerdan de la escena del géiser de sangre? ahí lo que hicieron los técnicos fue decorar al revés el cuarto. Luego colocaron la cámara de modo que pareciera que estaba al derecho y vertieron galones y galones de agua pintada con colorante rojo.

Quizás el género de terror no sea premiado por la Academia ni dé prestigio a los actores de la meca del cine, pero lo que sí es cierto es que sus películas nos distraen del drama que vivimos a diario.

Visto en tvazteca.com

Anuncios

Comentarios»

No comments yet — be the first.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: